Cuidar la salud

Cuidar la salud es nuestra principal responsabilidad

Cuidar la salud

Ser meticulosos, no inhibirnos, hacer caso omiso si nuestra actitud genera comentarios imprudentes, son exigencias de la disciplina personal que debemos imponernos para mantener una salud con la mayor calidad posible. Recuerda que cuidarla salud es un arte. Esto nosayudará a tener una calidad de vida excelente en todos los niveles y edades. Por ello, hablaremos dela importancia de cuidar la salud. Según la definición elaborada por la Organización Mundial de la Salud (OMS), “la salud es un estado completo de bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades”. Así, queda claro que más allá de patologías, la salud abarca diversos factores que intervienen en la calidad de vida de cada uno. Una persona sana, por tanto, será aquella que disfruta de una vida plena y feliz a todos los niveles.

Secretos para cuidar nuestra salud física

 Disfrutar de un buen estado de salud puede conseguirse a partir de variadas acciones y mantenerse durante mucho tiempo o bien perderse debido a diversas razones. Para estar sana, una persona debería. Seguir una dieta saludable y equilibrada. Realizar ejercicio de manera regular. Evitar el consumo de sustancias tóxicas o adictivas como el tabaco, alcohol o cualquier tipo de droga. Realizar las revisiones médicas pertinentes o controlar posibles complicaciones. Aquí juega un papel fundamental contar con un buen seguro de salud que pueda respaldarte ante cualquier enfermedad con los mejores profesionales y coberturas. Y es que la OMS asegura que bastaría con mantener una dieta sana, un peso normal y cierta actividad física a lo largo de la vida para prevenir un tercio de los casos de cáncer .En el polo opuesto encontramos que comer de forma inadecuada, llevar una vida sedentaria y el consumo de tabaco causan hasta el 80% de cardiopatías coronarias prematuras. La importancia de cuidar la salud también abarca el aspecto psicológico y las emociones. Tener una actitud positiva ante la vida, entablar relaciones personales sanas, limitar las situaciones de estrés y propiciar el optimismo son prácticas que no podemos perder de vista, ya que nos ayudarán a que nuestra salud mejore.

Saber enfrentar los momentos de crisis para que no se afecte nuestra salud

La salud es un estado que se puede alcanzar, pero que muchas veces no es fácil conseguir y que muchas otras es fácil perder. Esto último se ha puesto de manifiesto en los últimos meses, pues la crisis económica actual ha producido un impacto en la salud de los ciudadanos. Según un estudio del Observatorio Europeo de Sistemas y Políticas de Salud, grupo respaldado por la OMS, la crisis ha producido un aumento de trastornos mentales como la depresión y la ansiedad. Además, tiene efecto sobre las enfermedades infecciosas, que se extienden favorecidas por las peores condiciones de vida delas personas con pocos recursos, pero también por las dificultad desde acceder a tratamientos y por la caída de la calidad del sistema público de salud. Es el caso dela aparición de nuevos brotes de malaria en varios países, una enfermedad extinguida, o del incremento de infecciones de VIH entre drogo dependientes. La importancia de cuidar la salud será la clave para afrontar nuestro día a día con energía, vitalidad y una sonrisa. En nuestras manos está alcanzar un estado de salud óptimo o por el contrario llevar una vida llena de episodios depresivos, fatiga, decaimiento, etc. No olvides cuidar tu cuerpo y tu mente, y sobretodo, intentar relativizar todos los problemas que te rodean.

¿Las mujeres deben cuidarse más que los hombres?

En realidad no es así, tanto el hombre como la mujer deben cuidarse por igual para no enfermar. La única diferencia es que ellas son más presumidas en sentido general, que ellos, y eso las obliga a extremarlos cuidados de la salud no solamente para no enfermar sino para lucir más jóvenes, radiantes y atractivas. Por ello deben seguir estos consejos.

Mucho ejercicio

Realiza a la semana al menos 150minutos de actividad moderada o 75 minutos de actividad vigorosa. Si no tienes mucho tiempo, durante el día puedes sumar periodos de al menos 10 minutos seguidos. Haz actividades de fortalecimiento muscular y de flexibilidad, al menos 2 días a la semana. Hidrátate antes, durante y después del ejercicio.

Los baños diarios son fundamentales

Báñate diariamente, para eliminar células muertas y sudor. Evita los jabones con exceso de grasa o perfumes para limpieza del área genital. No introduzcas cotonetes o cuerpos extraños en el canal auditivo externo. Lava tus manos y uñas, tanto con jabón como con alcohol gel, para cortar cadenas de transmisión de enfermedades  infecciosas.

Evitar y detectar enfermedades a tiempo

Acude a tu chequeo preventivo con tu médico o en la unidad, clínica u hospital de atención primaria que te corresponde}. Allí te realizarán las detecciones de cáncer cérvico uterino y de cáncer mamario, así como de hipertensión arterial, diabetes mellitus y niveles de colesterol. Recuerda que la prevención y detección de estas enfermedades puede evitar complicaciones graves en tu salud e incluso una muerte prematura.

Cuida tu alimentación

Realiza tres comidas que incluyan verdura, fruta, cereal, leguminosas y alimentos de origen animal en horarios establecidos, incluye un refrigerio a media mañana y a media tarde, evita el consumo de alimentos y bebidas azucaradas y con alto contenido de grasa; bebe diariamente de 6 a 8 vasos de agua simple potable. Sobre todo, no comas demasiado. El asunto no es “llenarse” sino estar adecuadamente alimentado.

Importancia de una dentadura sana

Cepilla los dientes tres veces al día con pasta dental, utiliza hilo dental antes del cepillado dental nocturno y enjuague bucal con fluoruro, acude al Servicio de Estomatología cada 6 meses para prevenir y controlar la caries dental y la enfermedad de las encías. Si estás embarazada deberás recibir una aplicación de fluoruro cada tres meses en tu centro de salud más cercano.

Examen permanente de tu condición sexual y reproductiva

Prevé las Enfermedades de Transmisión Sexual mediante el uso del preservativo. Tienes el derecho a decidir de manera libre, responsable e informada, sobre el número y espaciamiento de tus hijos. Acude a tu médico o centro especializado para recibir información que te permita conocer los métodos anticonceptivos y saber cuál se adapta a tus necesidades.

Mente sana en cuerpo sano

Identifica posibles síntomas de depresión como: fatiga inexplicable; aumento o pérdida de apetito; apatía; sentimientos de tristeza o desprecio hacia ti misma; pensamientos suicidas, o intentos fallidos de suicidio. Toma en cuenta que las mujeres son más propensas a padecerla, por lo cual es altamente aconsejable recibir atención profesional lo antes posible.

Dí que no a las adicciones

Evita el consumo de tabaco, alcohol y otras sustancias ilegales, pues causan daños a la salud y afectan el ámbito familiar y económico de manera severa. Si el uso de estos productos te causa: descuido en el aseo personal; disminución del rendimiento físico e intelectual; cambios en patrón de sueño y alimentación, y alteraciones del estado de ánimo, solicita ayuda a tu médico.

Ordena todo en tu casa para evitar accidentes domésticos

Procura el buen estado de los artículos electrodomésticos e instalaciones eléctricas de tu hogar.

Mantén las superficies del baño y cocina limpias y secas después de su uso. Usa correctamente la estufa, parrillas y boiler. De esta manera, prevendrás caídas y quemaduras, que son los accidentes más frecuentes en el hogar.

La violencia familiar y de género puede enfrentarse y evitarse

Identifica signos de violencia física, sexual y psicológica, tales como: golpes, gritos, amenazas, chantajes, humillaciones en privado o en público, entre otros. En todos los casos, debes acudir a alguna institución oficial para recibir ayuda y orientación. Recuerda que tienes derecho a una vida libre de violencia y que existen leyes que te protegen a ti y a tu familia. ¿Te has preguntado qué significa para ti estar sano o sana? En el Preámbulo de su Constitución, que entró en vigor en 1948, la Organización Mundial de la Salud (OMS) define la salud como “un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades”.

Este estado y la ausencia de enfermedad tienen directo impacto en nuestra calidad de vida y en los años que disfrutamos de ella. De hecho, los avances médicos y el mayor desarrollo económico han permitido que los ciudadanos vivan más años sobre todo en países económicamente desarrollados. Así, en las últimas décadas, la esperanza de vida ha aumentado mucho en casi todo el mundo. Sin embargo, al mismo tiempo, esta situación ha dado lugar a una población más envejecida lo cual no es una mala noticia, sino todo lo contrario, pues significa que la persona tarda más en morir. Se considera que una sociedad en la que más del 15 por ciento de la población tiene más de 65 años es“ vieja”, pero ojalá ese porcentaje se duplique, lo cual significa que se vive de manera más sana y la gente ha aprendido a cuidar su salud. Algunos científicos consideran que el sur humano está diseñado para vivir 120 años. ¡Busquemos la forma de lograrlo!

Índices para determinar la buena salud de una sociedad

De acuerdo con el barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas, se considera una sociedad sana aquella en la que, en general, tienen buena salud más de un 70 por ciento de sus habitantes, y esa es una meta que todos los gobiernos deben tratar de lograr porque mientras más saludables son las personas, menores son los gastos de la salud y más productivos son sus trabajadores, profesionales e intelectuales en sentido general hay menos conflictos sociales e incluso menos violencia.

Necesario conocer qué enfermedades afectan más al país

Cada país se preocupa en conocerlo más fielmente posible cuáles son las enfermedades que más los afecta para poder dirigir sus esfuerzos al combate más efectivo y menos oneroso de éstas lo cual significan grandes ahorros en los servicios médicos en general y menores afectaciones al sistema productivo nacional.

Hay cifras comunes para todos los países porque están relacionadas con enfermedades o padecimientos de amplio espectro social. De acuerdo con datos publicados recientemente por el Instituto Nacional de Estadística (INE), las enfermedades del sistema circulatorio se encuentran dentro de las más generalizadas y se mantienen en muchos lugares como primera causa de muerte (tasa de 252,1 fallecidos por cada 100.000 habitantes),seguida por los tumores malignos(238,3) y las enfermedades del sistema respiratorio (91,4).

Las patologías del sistema nervioso, incluyendo el Alzheimer, constituyeron la cuarta causa de muerte Además, existe una serie de problemas de salud y enfermedades tan graves como comunes y que, sin embargo, en muchos de los casos, son prevenibles. Entre ellas, se encuentran las cardiovasculares que son patologías que pueden afectar al corazón (infarto, angina de pecho e insuficiencia cardiaca) y a otros órganos, como el cerebro (hemorragia o infarto cerebral) o el riñón (insuficiencia renal). Su aparición viene determinada por factores de riesgo como la hipercolesterolemia (niveles de colesterol en sangre demasiado elevados) y la hipertensión (tensión demasiado alta).

  • Últimas Publicaciones
Saludarte Administrator

Cuidar la vida es un arte, y Revista Saludarte quiere contribuir contigo para que tengas una alta calidad de vida porque esa es una razón de ser trascendente de la medicina. Revista Saludarte tiene esa honrosa y agradable misión de mostrarte los caminos de ese arte de cuidar la salud sin pedir a cambio nada que vaya más allá del deseo humano de que no desperdicies el privilegio que tienes de ser la parte más dinámica, inteligente e importante de la naturaleza a la que debes cuidar también con amor y tan profundamente como lo haces con la niña de tus ojos.