Nosotros

¿Quiénes somos? Los guardianes de tu salud.

   No hay nada más importante que la vida. La naturaleza nos la da y ella nos la quita, pero la responsabilidad de que esto último ocurra lo más tarde posible y cumplamos el ciclo total para el que el ser humano está diseñado, depende en gran medida de nosotros mismos.

   Cuidar la vida es un arte, y Revista Saludarte quiere contribuir contigo para que tengas una alta calidad de vida porque esa es una razón de ser trascendente de la medicina. Es decir, el médico, hombre o mujer, no se conforma con salvar vidas, que ya es suficiente y de agradecer eternamente, sino además de que la puedas disfrutar como Dios manda, pero para lograrlo tú eres el primero o la primera en contribuir a esto.

   Muchas personas, por las razones que sea, ven con desdén la visita al galeno y cuando ya se deciden a hacerlo puede ser demasiado tarde y caen en riesgos que pudieron ser conjurados o evitados si se hubiese atendido en el momento que correspondía.

   Nuestra publicación nació para ayudarte a que tu salud sea siempre solvente y que te garantices tú mismo o misma una calidad de vida excelente en cada etapa de tu existencia porque cada período en la ascensión de la edad, desde la niñez a la vejez, tiene sus características, sus cuidados y requiere de atención muy específica.

 Revista Saludarte tiene esa honrosa y agradable misión de mostrarte los caminos de ese arte de cuidar la salud sin pedir a cambio nada que vaya más allá del deseo humano de que no desperdicies el privilegio que tienes de ser la parte más dinámica, inteligente e importante de la naturaleza a la que debes cuidar también con amor y tan profundamente como lo haces con la niña de tus ojos.

  ¿Quiénes somos entonces? Los guardianes de tu salud.

  • Últimas Publicaciones
Saludarte Administrator

Cuidar la vida es un arte, y Revista Saludarte quiere contribuir contigo para que tengas una alta calidad de vida porque esa es una razón de ser trascendente de la medicina. Revista Saludarte tiene esa honrosa y agradable misión de mostrarte los caminos de ese arte de cuidar la salud sin pedir a cambio nada que vaya más allá del deseo humano de que no desperdicies el privilegio que tienes de ser la parte más dinámica, inteligente e importante de la naturaleza a la que debes cuidar también con amor y tan profundamente como lo haces con la niña de tus ojos.