Actualidad

Células CAR-T lograron erradicar la leucemia en dos pacientes

El tratamiento utilizado en ambos hace 10 años, consistió en utilizar un medicamento elaborado con sus propias células, lo que produjo una modificación genética, combatiendo de este modo las células cancerosas.

En el año 2010, los estadounidenses Bill Ludwig y Doug Olson recibieron el peor diagnóstico de parte de sus médicos, tenían leucemia linfocítica crónica (LLC). Después de innumerables tratamientos y fallidos intentos incluida la búsqueda de un donante de médula compatible, ambos aceptaron formar parte de un tratamiento experimental en curso en el Centro Oncológico Abramson y la Facultad de Medicina Perelman de la Universidad de Pensilvania (UPenn). Por fortuna, hasta la fecha, el cáncer que comenzó a desaparecer el mismo año de la aplicación del tratamiento, continúa su remisión sostenida en el tiempo.

¿En qué consiste?

Para realizar el tratamiento, los médicos toman una muestra de sangre del paciente y extraen las células inmunitarias que normalmente atacan a las tumorales, pero que no lograron hacerlo en los que padecen el cáncer. Después, a su ADN se le añade un gen artificial para un receptor de antígenos quiméricos. Luego de multiplicar en el laboratorio las células con CAR, las inyectan al paciente. Los receptores presentes en ellas son capaces de encontrar y destruir las células cancerosas en todo su cuerpo.

celulas car-t leucemia

En la terapia no se usan, por tanto, medicamentos al uso. Se trata de un fármaco ‘vivo’ que se fabrica para cada enfermo con una elaboración particular: se extraen las células del sistema inmune (linfocitos T) del paciente, se modifican genéticamente para que sean más potentes y selectivas y se vuelven a infundir en el paciente. Actualmente, CAR-T está aprobado para pacientes con determinados tipos de cáncer hematológico.

Dos fases hasta la remisión

En el estudio, describen dos fases distintas por las que pasaron los pacientes. Tuvieron una fase inicial representada por las células CAR-T CD8+ o CD4-CD8 que expresaban un marcador llamado Helios y luego un cambio hacia una fase de remisión a largo plazo dominada por la población de células CAR-T CD4+.

”Esta remisión a largo plazo es notable, y ser testigo de que los pacientes viven libres de cáncer es una prueba del tremendo potencial de este fármaco ‘vivo’ que funciona eficazmente contra las células cancerosas”, señaló Jan Joseph Melenhorst, primer autor del artículo e investigador de la UPenn, en una rueda de prensa telemática organizada por la revista.

Condición actual de los pacientes

Olson, un investigador del sector farmacéutico retirado, aún sigue corriendo y ha completado seis medias maratones. También recauda fondos para la Sociedad de Leucemia y Linfoma y ayuda a los pacientes recién diagnosticados. Por su parte, después de su tratamiento, Ludwig, un funcionario penitenciario jubilado, recorrió EE UU con su esposa en una autocaravana y celebró acontecimientos con su familia, incluso la llegada de nuevos nietos. Pero, desgraciadamente, a principios de 2021, falleció debido a las complicaciones de la covid-19.

Conclusiones del estudio

Por su parte, David L. Porter, director de Terapia Celular y Trasplante en UPenn y coautor del trabajo, comenta que ”la terapia con células T CAR ha sido extremadamente eficaz para leucemias y linfomas específicos. Esperamos continuar trabajando en estos cánceres, al tiempo que también investigamos su impacto en los tumores sólidos, lo cual podría traducirse en un mayor desarrollo en este ámbito en los próximos años”.

“Ahora podemos concluir que las células CAR-T pueden curar a los pacientes con leucemia”, declaró Carl June, inmunólogo de la Universidad de Pensilvania y uno de los autores del estudio respectivo, publicado el pasado miércoles, 2 de febrero, en la revista Nature.

Las células CAR-T se alzan como una gran esperanza para muchos tumores y se utilizan actualmente para tratar a personas con diferentes tipos de cáncer de sangre, como leucemia y linfoma, que no han respondido a ninguna otra terapia. Ya hay dos terapias comerciales CAR-T contra el mieloma múltiple, elaboradas por las farmacéuticas estadounidenses Bristol Myers Squibb y Janssen. 

  • Últimas Publicaciones

Revista Saludarte tiene esa honrosa y agradable misión de mostrarte los caminos de ese arte de cuidar la salud.