Enfermedades

¿Padeces disfunción sexual? ¡No te agobies!

saludarte disfuncion erectil

La disfunción eréctil o sexual masculina es muy común y ocurre cuando se tiene dificultades para lograr o mantener una erección, y aunque está más presente a medida que pasan los años no es parte natural del envejecimiento.

Si la padeces no te desesperes ni te angusties. Lee con atención y ayúdate tu mismo. Primero, debes determinar sus causas porque puede ser una señal de problemas de salud, y eso solamente te lo puede decir un médico. Tienes que perder el miedo o la vergüenza, y consultar a un especialista.

Posibles causas que la desencadenan

Puede que tengas los vasos sanguíneos tapados, o una lesión nerviosa causada por diabetes, o tal vez mucho estrés, o falta de motivación, problemas psicológicos.

En un listado común de causas aparecen, por ejemplo, la diabetes hipertensión, aterosclerosis (endurecimiento de las arterias), estrés,ansiedad o depresión, fatiga, lesiones cerebrales o medulares, hipogonadismo (que baja la testosterona), esclerosis múltiple, parkinson, radioterapia en testículos, accidente cerebrovascular, o cosas más simples y superables como consumo de alcohol y tabaco, ciertos medicamentos como los antidepresivos, analgésicos, para la presión arterial alta.

Muchas veces la causa está en problemas en la relación con la pareja sexual por lo cual hay que buscar la manera de mejorarla y es recomendable hacer terapia sexual ambos y aprender nuevas formas de complacerse mutuamente y mostrar afecto. Sentirse nervioso por el sexo también podría conducir a un episodio previo de disfunción eréctil, al igual que sentirse estresado por asuntos incluso laborales y familiares, estar deprimido o inseguro de su cuerpo o rendimiento, y hasta creer que su pareja está reaccionando negativamente hacia usted, aunque no sea así.

La disfunción eréctil se puede precaver o evitar, pero eso depende de saber qué la está causando, así que esa es una tarea que debes emprender tu mismo dándole la máxima información al médico en todo lo que te pregunte, sin ocultar absolutamente nada. Seguramente él te va a poner el tratamiento más adecuado en dependencia de lo que la esté causando.

Algunos Consejos

No te automedicamentes pues está demostrado que, lejos de ayudar a resolver el problema, lo puedes agravar. Por ejemplo, si tomas nitroglicerina o cualquier otro nitrato como la Isosorbida para el dolor en el pecho, o tienes problemas cardíacos, ni jugando tomes viagra o cualquier otro para la disfunción eréctil si no tienes autorización del médico, pues sus efectos secundarios suelen ser graves en personas que tienen problemas cardíacos.

Debes partir de la realidad de que todas las opciones de tratamiento tienen riesgos. Es posible que tengas que hacer varios intentos antes de encontrar el tratamiento acertado, pero si te quieres curar no debes desmayar en esa batalla tan personal e íntima, y lo harás con la seguridad de que tu médico te ayudará a encontrar la mejor opción de tratamiento para tu caso.

Recuerda que ese problema no te afecta a ti solamente, sino a decenas de miles de hombres muchos de los cuales, lamentablemente, lo mantienen en silencio y lo sufren doblemente por algún concepto equivocado de hombría o de vergüenza. La disfunción sexual también ocurre entre las mujeres, no creas, aunque más entre los hombres y en estos casos, los diabéticos son entre dos y tres veces más propensos a desarrollarla que los que no la tienen.

Tenemos la esperanza de que este resumido artículo te haya servido para iniciar una nueva vida en el tratamiento de un padecimiento que no debe acongojarte y mucho menos avergonzarte. Recuerda que no eres el único, y sobre todo cobra confianza en ti mismo y en la ciencia que ha avanzado mucho en ese terreno de la disfunción sexual, y te vas a beneficiar como ha ocurrido ya con miles de hombres que le dieron el pecho y salieron airosos.

  • Últimas Publicaciones

Revista Saludarte tiene esa honrosa y agradable misión de mostrarte los caminos de ese arte de cuidar la salud.